Un mapa con más de 500 sitios arqueológicos fechados por el INAH

El fechamiento o datación es como se le conoce a una técnica para saber en que intervalo de tiempo murió un ser vivo utilizando el elemento carbono. En arqueología es muy común su utilización para tener un acercamiento al periodo de actividades de un sitio arqueológico, por ejemplo: si en una excavación se encuentra un entierro, los huesos del individuo se pueden datar obteniendo un probable intervalo de tiempo en el cual el sujeto murió y por lo tanto de la tumba. Dicha técnica se le conoce como datación absoluta , frente a la técnica de datación relativa la cual es acercarse al tiempo de actividades el sitio mediante elementos característicos como la cerámica, la lítica o la arquitectura.

La datación por carbono 14 comenzó a utilizarse a mediados de la década de 1940, diseñada por el físico Willard Frank Libby y su equipo de la Universidad de Chicago, EUA. Desde los inicios, los materiales arqueológicos de México fueron primordiales debido a la cercanía del país con EUA, y también a la estrecha red de relaciones que los investigadores de la época (el arqueólogo José Luis Lorenzo y el prehistoriador Luis Aveleyra de Anda) mantenían con la comunidad arqueológica estadounidense.

A pesar de un intento por tener un laboratorio de fechamiento por carbono 14 en 1955, fue hasta 1980 que se instalaron y comenzaron a funcionar dos laboratorios en México, uno de ellos fue el que se instaló en el INAH, en la calle de Moneda, número 16, como parte de los laboratorios del Departamento de Prehistoria. A su cargo quedo la Ingeniero Químico Magdalena de los Ríos, y desde ese año ella ha estado a cargo de fechar una vasta cantidad de sitios arqueológicos para diversos proyectos en México.

Desde 2015 Magdalena a través de la herramienta My Maps de Google Maps, creó un mapa con la ubicación de todos los sitios arqueológicos que ha fechado el INAH. Ademas también nos proporciona un enlace para acceder a las publicaciones académicas y de divulgación en las cuales se han utilizado dichos resultados de investigación.

Casi siempre se ve a las dataciones radiocarbono como una fuente única e inapelable de información, sin embargo para los estudios de arqueología mexicana es importante el punto de comparación entre trabajos de una misma zona en diferente época, o trabajos de comparación entre sitios supuestamente contemporáneos. Así, el mapa ofrecido por Magdalena puede servir si requieres buscar algún sitio o zona que ya ha sido datado y comparar resultados con los de tu proyecto.

Actualmente ante el escenario de recorte presupuestal del INAH en un 75%, debemos mostrar a la comunidad académica y no académica, que el INAH a sus 81 años, no es una institución desechable, podrá ser muy burocrático, vertical y conservador, pero aun hay una comunidad académica que pretende seguir haciendo del INAH una Institución para la preservación, el cuidado y la investigación de la historia mexicana, que forma parte del patrimonio global.

Te puede interesar